¿Hacer resúmenes antes de los esquemas? No es lo más adecuado pero …

Técnicas de estudio

Una estudiante acude a nuestro servicio explicando su método de estudio que consiste en: leo el texto y voy subrayando las cosas importantes, luego hago un resumen copiando las definiciones y las fórmulas, vamos las cosas que el profesor dice en clase de los powerpoints y eso. Después memorizo los resúmenes y, a veces, hago un esquema de procedimientos y de mi resumen para recordarlo mejor. ¡ Pero no funciona bien ! ¡ Los resultados no son los esperados, son muy bajos !

 

El método de Judith contiene un error muy extendido: resumir antes de hacer el esquema, pero además copiando el texto literal del original.

 

Hacer el resumen antes que los esquemas es indicador de que usamos el aprendizaje de tipo memorístico, que no está del todo mal, incluso funciona, pero es  más aconsejable combinarlo con otro de tipo significativo. Sobre todo en las primeras etapas del estudio de una materia: Primero extraemos significados leyendo subrayando y esquematizando; luego construimos el resumen de nuestra cosecha, averiguando así si de verdad hemos comprendido todos los materiales que tenemos a nuestra disposición (presentaciones powerpoint, apuntes de clase, libros, revistas, videos, páginas web, etc. etc.)

El trabajo ha de seguir el siguiente orden:

  1. Recopilación de material adecuado
  2. Exploración de ese material para decidir, entre otras cosas, el que es la base del que es el complementario
  3. Lectura de ese material
  4. Subrayado, después de varias lecturas, para destacar lo esencial, la clave de los textos. Crearemos un boceto sencillo en la primera o segunda lectura. En las siguientes, perfilaremos mejor ese boceto haciendo una síntesis de los diferentes materiales (libros, apuntes, revistas, artículos, etc.)
  5. Resumen: después del paso 4, podemos redactar de nuestro puño y letra, sin copiar a ser posible, un resumen de las ideas principales del tema que estamos estudiando, comprobando que incluimos con precisión, orden y exactitud las cuestiones más importantes, sin dejarnos ni una.
  6. Repasar: cuantas más veces repitamos el paso 5, más preparaciones estaremos haciendo de cara al día del examen y si detectamos errores, podremos retornar a la fuente original de la materia y a las tutorías para aclarar conceptos. También podemos ayudarnos de técnicas de memoria que ayudan a mecanizar más o menos el proceso de memorización.

¿ Cuál es tu método ? ¿ Funciona ?

Información adicional en:

Para estudiantes de la Universidad de Alicante

  • Si eres estudiante de la Universidad de Alicante, también puedes encontrar en Apoyo a Estudiantes de UACloud el cuestionario CEVEAPEU sobre hábitos y técnicas de estudio que te ayudará a detectar áreas fuertes y débiles.

Ánimo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *