Preparación de exámenes

Afrontamiento de exámenes

Estudiantes, estudiar antes. Es la coletilla de un profesor de Física que tuve en Bachiller, que me tocaba la moral porque tenía toda la razón.

Marcando respuestas feliz

En realidad, todo tiene que ver con la planificación. A través del trabajo diario se alcanza la perfección. En muchos órdenes de cosas y también en los estudios.

Si estás buscando la versión corta, lee nuestra guía rápida para preparar exámenes.

La versión detallada (y mucho) a continuación.

Preparación para Test y Exámenes de desarrollo

En el examen

Otras estrategias y herramientas

 

Guía rápida para preparar exámenes

  1. Distingue momentos diferentes: cuando abordas la materia por primera vez (focalizado en comprender) de cuando fijas en la memoria (repitiendo concienzudamente) a cuando repasas (sintetizas y revisas esquemas)
  2. Prepárate antes, con bastante antelación: toma un calendario del cuatrimestre y comienza señalando fechas importantes (entregas de prácticas, exámenes, etc.) y observa el tiempo que tienes hasta entonces para trabajar la materia.
  3. Escoge tu estrategia: selecciona aspectos fundamentales, críticos, aquellos que desconoces, etc. Organiza la información. Establece objetivos y plazos (planifica)
  4. Escribe tu horario: en bloques de 3 horas (con descansos de 10 minutos cada hora), con un descanso largo de 1,5 horas o 2; varios días a la semana y algún día varias sesiones de 3 horas.
  5. Adapta tu estilo de trabajo al tipo de examen: los exámenes test de múltiples respuestas afinan en los detalles (has de comprender bien los conceptos y sus relaciones); los exámenes de desarrollo analizan temas e interpretaciones (has de conocer la materia y saber explicarla); los exámenes de problemas precisan también de comprensión conceptual así como de razonamientos numéricos exactos, precisos.
  6. Practica el examen: coge a tu abuelita, amiga/o, novio/a, compañera/o y dale el tostón; mírate al espejo y recita; grábate con el móvil; escribe el tema con un cronómetro; practica sólo y acompañada/o
  7. En el momento del examen: primero responde rápidamente las preguntas que sabes seguro (ganarás confianza); anota ideas al margen; repite el texto de la pregunta para romper el espacio en blanco;
  8. Aprende a relajarte: cuando se estudia paradójicamente se ha de alcanzar un estado de concentración-relajada, es decir, que físicamente estemos libres de tensiones pero mentalmente activos, concentrados. El día del examen será fundamental manejar bien nuestros nervios y no dejarnos llevar en exceso por ellos.

 

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE

 

 


Un pensamiento sobre “Preparación de exámenes”

  1. Mercedes Planelles dice:

    Este artículo me parece muy interesante.
    La verdad es que son muchas las cosas publicadas en este blog a las que se les debería dar mucha más publicidad.
    Enhorabuena por vuestro trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *