Gestión del tiempo

Técnicas de estudio

Miguel estudia Ingeniería Química y me comenta que no tiene mucho tiempo para estudiar, que entre las clases de teoría, las de problemas, las prácticas de laboratorio y el traslado desde su pueblo a la universidad, no le queda apenas momentos para estudiar. Además no tiene más remedio que trabajar los fines de semana en un bar. Se siente desbordado y apesadumbrado y piensa que no acabará nunca la carrera. Quiere que le diga cómo sacar más tiempo para estudiar.

En realidad, el tiempo en sí mismo, no se puede gestionar. El tiempo se limita a pasar. Nos gustaría, a veces, que los días tuvieran 30 horas, pero entonces, seguro que los llenaríamos de cosas y querríamos más. Al final también sería insuficiente.

Las actividades que realizamos

Pero lo que sí podemos manejar es las cosas que hacemos, nuestras actividades, en el tiempo que tenemos.

Cuando analizamos en qué empleamos el tiempo, a menudo, nos llevamos sorpresas.

Te propongo que lo primero que hagas sea esto, registrar lo que haces en tu tiempo.

  • REGISTRA: tu actividad cada hora, indicando lo que hiciste en periodos de 15 minutos cada uno. Repite este ejercicio al menos tres días. Lleva contigo un pequeño cuaderno de notas y escribe al final de cada hora, cada una de las actividades que hayas realizado cada 15 minutos

 

Hora Registro temporal de Actividades
08:00
08:15
08:30
08:45
09:00
09:15
09:30
09:45
… …

Al cabo de 3 ó 4 días, puedes ordenar las actividades por categorías (ocio, estudio, trabajo remunerado, deporte, familia, traslados, TV, lectura de ocio, esquemas de asignaturas, resúmenes de asignaturas, reparaciones en casa, etc.), y luego ordenarlas de mayor a menor tiempo invertido en su realización, con lo que obtendrás una distribución aproximada de prioridades que actualmente tienes.

Una vez que hayas agrupado las actividades a las que dedicas tu tiempo, puedes tomar decisiones.

  • DECIDE: a qué actividades vas a dedicarles más tiempo y a cuáles les vas a recortar, con una Meta en tu cabeza: conseguir estudiar obteniendo mejor rendimiento.
  • DEFINE: Una vez establecida tu meta, pasa a definir OBJETIVOS más concretos, medibles, alcanzables, realistas.

estudiante-planificando

Observa con detenimiento tus asignaturas y prioriza su estudio.

Puedes tener en cuenta la regla de Pareto 80/20, es decir, el 20% de tus actividades generan el 80% de tus resultados.

El otro 80% de tus actividades sólo genera el 20% de lo resultados restantes.

Aunque sea tomada como regla general, el análisis de Pareto te puede dar buenas pistas para averigurar qué asignaturas puedes aprobar con menor tiempo de dedicación y qué tareas abordas, quizá en exceso, y te producen menos resultados.

  • PLANIFICA: El paso siguiente consiste en detallar con plazos de tiempo las tareas que vas a llevar a cabo para lograr superar una asignatura, es decir, vas a PLANIFICAR tu trabajo.

Se puede comenzar con una tabla para cada Asignatura, en la que tendremos tres columnas para mes, día y tareas. Marcaremos la fecha del examen en la última fila de la tabla y en la primera la fecha de hoy. A lo largo del resto de filas podemos ir marcando momentos importantes, como entrega de trabajos, exámenes parciales, pruebas de progreso que nos propongamos, sesiones de estudio individual, sesiones de estudio en grupo, etc.

tabla con meses, días, tareas y porcentaje de logro de la tarea

  • EVALÚA: Si incluímos cada 20 días momentos para evaluar nuestro progreso en la asignatura, ¡ estupendo !

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *