Alcoholismo o cómo evitar que te pisotee un elefante en la salita de estar

Afrontamiento, Psicología

Todos conocemos algunos de los efectos del Alcohol. Hay mucha información en todas partes sobre sus efectos negativos.

¿Pero qué hacer cuando un ser querido tiene el problema, alguien con quien convives que ves todos los días?

Los expertos dicen que es como convivir con un elefante en la sala de estar. Nadie quiere hablar del tema, pero continuamente te empuja y te hace la vida imposible en el salón, sin parar de romper cosas y sin poder mirar a otra parte, porque allí donde mires se encuentra un problema por su causa.

elephant-livingroom

Poco a poco, situaciones en las que nos vemos envueltos se complican, se enredan, se deja de cumplir con las tareas asumidas y las relaciones se van degradando cada vez más, hasta que nos exige un esfuerzo extra el tener que suplir las carencias de quien consume alcohol en casa. Luego, al estar desbordados por las tareas domésticas, descuidamos nuestras obligaciones, nuestros objetivos y entonces todo parece venirse abajo.

Esta situación, generalmente, es demasiado grande, tanto como un patoso elefante rosa en el salón, como para tratar de manejarla uno mismo solamente .

Existen multitud de recursos a nuestro alcance para sobrellevar esta carga, sirvan como ejemplo los siguientes:

Como norma general, se recomienda:

  1. No adaptarnos a la situación y esperar a que se solucione por sí sola
  2. Informarnos de la adicción al alcohol y de los servicios de ayuda
  3. Intentar mantener las costumbres sanas del hogar y las que marque el sentido común
  4. Tener paciencia, muestrar apoyo y comprensión a la persona que padece la adicción, insistiendo en la necesidad de acudir a tratamiento
  5. Recibir uno mismo asesoramiento profesional

Para abordar el tema con el familiar:

  • Escoger un momento de distensión familiar
  • Disponer de folletos, información sobre el tema y de sitios donde acudir
  • Ofrecer apoyo incondicional sin presionar excesivamente
  • Dejar claro que la decisión es suya pero ofrecer ayuda en cualquier momento

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *